La historia de los arandanos o por que las escuelas no son empresas

No hay dudas de que estamos en tiempos de cambios. Desde distintos campos, se habla de la transción de la sociedad industrial a la sociedad del conocimiento…
En el siglo 21 se afianza la noción de una educación verdaderamente inclusiva. Surgen políticas públicas para garantizar la mejor educación posible para todos. Pero también se discute desde hace varias décadas si la educación es un bien público o una mercancía.
Gracias a Marisa Conde, comparto este enlace. 
Recordé tiempos no muy lejanos donde se etiquetaba a algunas escuelas del conurbano bonaerense como “escuelas pañal” o “escuela volquete” (concepciones mucho más despectivas y excluyentes que la de arándanos no aptos)
¿Nos ha pasado situaciones similares desde donde defender una escuela efectivamente inclusiva?

La historia de los arandanos o por que las escuelas no son empresas

Anuncios
Enlace

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s