Nombrar por el “No-Nombre”

En la tradición judeocristiana, nombrar es darle entidad a lo nombrado. Recientemente, comparti el trabajo de Matías Sanchez Caballero sobre los términos adecuados para referirnos a las personas con discapacidad.

Pero éste no es el único ámbito donde “nombrar por el no-nombre” plantea problemas  similares. Esta vez, comparto una nota de Arturo Prins en el diario La Nación (Argentina) referido a cómo denominar al sector social, donde hace una encendida defensa de la denominación positiva. Pero también, las denominaciones tienen que poder delimitar con precisión su alcance. Me quedo pensando ¿hay algún sector en la sociedad que no sea social? ¿Qué opinan?

Anuncios
Nombrar por el “No-Nombre”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s