Aprendiendo del agua que se abre paso

Primera semana de marzo. Retomamos actividades en proyectos ya arraigados y asumimos nuevos compromisos. Definir el camino a seguir buscando consensos y aceptando disensos que nos ayuden a crecer es un trabajo arduo del día a día. Involucra tanto a los compañeros de ruta que nos acompañan desde hace rato como a los nuevos que se suman al desafío.

Comparto con ustedes un fragmento de un texto para leer, reflexionar, meditar, aprender. Nuestro trabajo requiere que todo cuanto hagamos pase por la cabeza, el corazón y las manos. Como el agua que se abre paso…

Observa las cascadas.
Si les retiramos las piedras de su camino, perderían su canción. Son los obstáculos los que hacen que nuestras aguas prosigan.
Ninguna roca, por más dura y resistente que sea, es capaz de detener el agua. Esta tiene la sabíduría para contornearla y seguir adelante, con la fuerza de la suavidad.
Nada es más suave y al mismo tiempo tan fuerte como el agua, que fluye firme y lentamente, con la sabiduría de tener el mismo destino del hombre: seguir adelante.
Así también es nuestra vida. Los obstáculos existen para hacernos caminar más firmes, más determinados, totalmente entregados, confiando en la existencia. Fe y redención.

Extraído de http://www.todopositivo.com/pps/ObservaLasCascadas.php

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s