Accesibilidad, una cuestión de derechos humanos

A menudo nuestro pasado interpela al presente. Terrores, miserias y desamparos de un ayer remoto nos despiertan en un escenario totalmente diferente. Conductas no sólo aceptadas, valoradas y alentadas en un paradigma ya superado no son admisibles en otro que, cronológicamente se pueden solapar pero que son bien diferentes, hasta casi antagónicos).

Aceptando con paz que ningún paradigma es perfecto y absolutamente cerrado en sí mismo, sino que requiere ser revisado a la luz de las complejas dinámicas sociales, es necesario revisar nuestras prácticas periódicamente. La accesibilidad es una cuestión de derechos humanos. Es urgente para asegurar los derechos de las personas con discapacidad. Pero necesarias para mejorar la calidad de vida de toda la sociedad.

Entre nosotros, en este aquí y ahora, no se nos cruza por la mente pensar que el embarazo sea una discapacidad. Sin embargo, una señora “muy embarazada” no puede acceder a las ofertas de los alimentos saludables o pañales para su bebé en camino si estos están en el estante inferior de las góndolas en los supermercados. Aunque puede pagarlos y su condición de salud no es una discapacidad, no puede acceder a ellos.

Hoy es “políticamente correcto” decir que las personas con discapacidad tienen derechos. Está incorporado en los discursos. Pero aún no permea en los hechos. Cuando hablamos de “accesibilidad en la educación” irremediablemente nos remiten a la llamada “Educación Especial”, a los “alumnos con discapacidad”. Y con mayor énfasis en la “discapacidad que se nota”, esa que mueve a la compasión inmediata. Entonces, el “acceso a los derechos” se corre y se esconde para dar paso a la lástima, la limosna, el beneficio.

La accesibilidad como cuestión de derechos humanos hace visible las necesidades de cada persona con discapacidad. Y también desnuda las barreras ocultas para todos los demás.

En esto me dejó pensando esta historia basada en un popular videojuego (me apena informar que el video no cuenta con audiotexto).

Anuncios
Accesibilidad, una cuestión de derechos humanos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s