Convocatoria para el 4° WREA

Cuando hablamos de Inclusión Educativa nos referimos a mucho más que gratuidad de la educación, ampliación de derechos, acceso directo, entre otros. Si no podemos poner los medios para equiparar las oportunidades de nuestros alumnos, estaríamos alimentando la “inclusión excluyente” de la que habla Ana María Ezcurra. Un aspecto relevante es la de los recursos educativos a disposición de nuestros alumnos.

Comparto la convocatoria para el 4° Workshop sobre Recursos Educativos Abiertos (REA). Tendrá lugar el 12 de octubre de 2017 en La Plata.

Se pueden enviar artículos en español, inglés y portugués hasta el 20 de agosto. Más información en http://educacaoaberta.org/es/iv-workshop-rea/

Anuncios

Recursos educativos adecuados o cómo encontrar agujas en el pajar

Pensar la práctica, sea en clave de accesibilidad, de innovación o de ambas, requiere de una selección crítica de los recursos educativos. El desafío es establecer los criterios con el que vamos a elegirlo ¿es relevante? ¿es pertinente? ¿es accesible? ¿puedo usarlo abiertamente? ¿cuándo conviene usarlo? Ciertamente, el primero tiene que ver con la pertinencia: ¿cuál es la mejor manera de mostrar ese contenido? ¿qué recurso permite potenciar la comprensión del tema? No da lo mismo cualquier recurso. Si bien el uso de TIC es fascinante, no deberíamos olvidar los “éxitos analógicos” y, en todo caso, enriquecerlos digitalmente. Surfeando la web encontramos un video que nos entusiasma ¿ayuda a comprender el contenido que vamos a enseñar? ¿con cuánta precisión “da en el blanco” de los objetivos de aprendizaje que propusimos en nuestra planificación?

Decidido que es pertinente, pasemos a la relevancia: este video ¿muestra mejor el contenido que una explicación en clase? ¿o lo que dice el libro? ¿hay alguna imagen que lo presente de modo más contundente? ¿algún otro recurso no necesariamente digital?

Aprobadas la relevancia y la pertinencia, analicemos las barreras ocultas que perturban o impiden su accesibilidad. No necesariamente involucra a estudiantes con “discapacidad declarada”. Sigamos con el ejemplo del video: la calidad de la conexión a internet ¿permite visualizarlo sin interferencias o interrupciones? ¿las imágenes son nítidas? ¿ el sonido es claro, sin interferencias? ¿todos pueden comprender su texto? ¿posee subtitulado? ¿posee audiodescripción? Si el recurso bajo análisis es una imagen, ¿tiene texto alternativo que la describa?

Distinguir entre la producción propia y la ajena es importante en la formación de los futuros ciudadanos. Decir que “lo encontré en internet” no es suficiente. Es necesario indicar quién lo publicó en Internet y además, si quien lo publicó es o no su autor. Los derechos de autor están protegidos por la propiedad intelectual. Así es que, al momento de utilizar una producción ajena es importante conocer si todos los derechos están reservados (copyright), ningún derecho está reservado (copyleft o dominio público) o bien algunos derechos están reservados (licencias Creative Commons).

¿Qué criterios tienen en cuenta al seleccionar recursos educativos?

Accesibilidad, disponibilidad y libros de texto

Accesibilidad y disponibilidad no son sinónimos. Pero en un proyecto educativo con aspiraciones de calidad y justicia, están íntimamente entrelazados. De nada sirven los anaqueles repletos de materiales en las bibliotecas escolares si se encuentra bajo llave en los horarios de clase. O faltan bibiliotecarios que faciliten el buscar y hallar información confiable, pertinente y relevante. Están listos para ser usados, pero la llave (pequeño artefacto con poder inmenso) frena esa disponibilidad. Pero cuando hablamos de accesibilidad nos referimos a las características de esos materiales, de los entornos en que están disponibles y de los servicios que facilitan aprovechar esa información. De ahi que no basta atiborrar estantes con libros, es necesario considerar las barreras a la accesibilidad que presentan. Barreras que afectan a muchas personas, incluídas las personas con discapacidad.

Es una buena noticia saber que la accesibilidad al conocimiento mediante manuales transcriptos al sistema braille sea una política pública. También tenemos mucho y bueno que aprender de las redes que se van tejiendo sobre estas cuestiones, como , por ejemplo, el Proyecto LATIn (Iniciativa Latinoamericana de Textos) y el Proyecto Spriptorium.

Como otras iniciativas valiosas financiadas por proyectos de desarrollo, una vez vencido el plazo, las actividades van languideciendo. El desafío, entonces es ¿cómo sostener en el tiempo estas iniciativas?

Copyright: el cambio es inevitable

Si se acepta que las sociedades del conocimiento supone un cambio de paradigma, ¿por qué no ha de alcanzar a la hoy controvertida cuestión de la propiedad intelectual de los bienes culturales?

Mariano Amartino expone razones por las cuales el cambio llega inexorable también a esta cuestión.

Copyright: el cambio es inevitable